AHORRO ENERGÉTICO EN CALDERAS DE CONDENSACIÓN

Entre todas las medidas de ahorro que como consumidores podemos tomar, una de las que consigue un mayor efecto es cambiar nuestra vieja caldera por una caldera de condensación. Sobre todo si nuestra instalación tiene más de 15 años y aún utiliza gasóleo.

El objetivo de la caldera de condensación es calentar agua para el sistema de calefacción y para el agua caliente sanitaria. Actualmente, es la tecnología más eficiente, con un rendimiento en torno a un 20% mayor al de las calderas tradicionales. Pero además, es también la opción más ecológica cuando hablamos de gas natural, ya que reduce notablemente la emisión de gases de efecto invernadero.

AHORRO ENERGÉTICO EN CALDERAS DE CONDENSACIÓN 1

RENDIMIENTO DE LA CALDERA DE CONDENSACIÓN

¿Cómo consigue un rendimiento tan alto la caldera de condensación? Al producirse la condensación, se aprovecha la energía del calor latente contenido en el vapor de agua, además del calor sensible.

De esta forma, se consume menos combustible para producir la misma energía, aparte de conseguir un mayor aprovechamiento de la energía producida. El rendimiento puede mejorar aún más cuando se instalan válvulas termostáticas en los radiadores.

AHORRO ENERGÉTICO EN CALDERAS DE CONDENSACIÓN 2

VENTAJAS DE LA CALDERA DE CONDENSACIÓN

Resumiendo, la instalación de una caldera de condensación supone las siguientes ventajas:

  • El consumo de combustible es menor y por lo tanto son menores los costes de energía. Se alcanzan ahorros de entre un 15% y un 20% sobre el suministro de agua caliente a 80°C y ahorros de entre un  20 y un 30% a 60°C. En sistemas de calefacción en edificios con radiadores  tradicionales se consiguen ahorros de entre un 25 y un 30%.
  • Cuando se sustituye una caldera tradicional por una de condensación es posible elegir una de potencia nominal menor. Si se completa el sistema con la integración de paneles solares, y se suma el ahorro procedente de esta fuente de energía (25-30%), es posible conseguir ahorros del 50-60%.
  • Las emisiones de óxidos de nitrógeno y monóxido de carbono se reducen hasta un 70% con respecto a una instalación tradicional.
  • Rendimientos de hasta el 109% respecto del Poder Calorífico Inferior del Combustible
  • Pueden generar ahorros de hasta el 30% de energía con respecto a una caldera convencional.
  • Regulan la temperatura en función de la demanda energética.
  • Es el tipo de caldera más eficiente actualmente.
  • Muy bajas temperaturas de evacuación de humos.
  • Gran superficie de intercambio.
  • Las calderas de condensación gozan de incentivos o ayudas estatales.
  • La tecnología es segura y fiable.

caldera de condensación

CONSEJOS PARA SACARLE EL MÁXIMO RENDIMIENTO

Para sacarle el máximo rendimiento a una caldera de condensación es aconsejable:

  • No ventilar más de 5 minutos, tiempo suficiente para renovar el aire y no incidir en la inercia de la vivienda.
  • Hacer uso de termostatos programables en una correcta ubicación.
  • En las horas no calefactables, no permitir que la vivienda baje de los 18ºC.
  • Bajar persianas de las estancias no habitadas.
  • Dejar espacio sobre y alrededor de los radiadores (no taparlos) para favorecer una correcta transmisión y distribución del calor.
Entradas Recientes

Escribir un comentario