¿BAÑERA O PLATO DE DUCHA?

Por
En Hogar

Hace años, en todos los baños veíamos siempre una bañera, era lo normal. Luego empezaron a aparecer las bañeras de hidromasaje y los primeros platos de ducha y, poco a poco, parece que la bañera va desapareciendo de nuestros hogares. Antes lo teníamos muy claro, en nuestro baño queríamos una bañera. Pero ahora siempre surgen dudas. Así que hemos pensado en consultar a nuestros amigos de Jucasa, expertos en fontanería en Valencia. Ellos tratan con multitud de clientes y conocen todo tipos de opiniones y casuística.

Así que nos ponemos en manos de nuestros amigos expertos para que nos hablen de los pros y los contras de las dos opciones: ¿Bañera o plato de ducha?

Nuestros amigos de Jucasa nos comentan que hay varios factores que pueden hacer que nos decantemos entre una u otra opción. ¡Veámoslas!

banera-o-plato-de-ducha-1

TIEMPO

¡El tiempo es oro! Nos levantamos muy temprano para preparar el desayuno incluso a veces la comida, nos aseamos y vestimos casi corriendo, llevamos a los niños al colegio, vamos al trabajo… Usamos la ducha por necesidad, porque no tenemos tiempo de mimarnos diariamente  con un baño relajante ¡y nos vendría muy bien! Por lo tanto, la bañera se ha convertido no sólo en un momento de higiene, sino también, en un momento de ocio, sobre todo con las bañeras de hidromasaje…

 

HÁBITOS DE ASEO

Los hábitos de aseo han cambiado bastante con el tiempo (¡por suerte!). Cuando yo era pequeñito, normalmente nos tomábamos un baño dos o tres veces por semana, limitándonos el resto de días, a asearnos de forma más liviana en el lavabo y bidet.

Hoy en día, eso se ve como algo impensable, ha habido un cambio de hábitos de aseo, que pasan por un aseo exhaustivo aunque rápido, pero diario.

banera-o-plato-de-ducha-2

HÁBITOS FAMILIARES

Con niños en casa, tener una bañera puede ser algo muy cómodo y práctico. No es necesario llenar la bañera completa, y  con poca cantidad de agua se puede asear a más de un niño a la vez. De esa manera, también estaríamos ahorrando agua, y tiempo. Además, el momento baño se convierte en un juego, y adquieren poco a poco hábitos de higiene saludables diarios.

 

ESPACIO

Hoy en día, la mayor parte de la población vive en ciudades, normalmente en pisos cada vez más pequeños, por eso el plato de ducha ofrece una ventaja con respecto a la bañera en lo que a espacio se refiere. Poder convertir un aseo de apenas 2 m² en un baño completo nos hace ganar tiempo, sobretodo cuando toda una familia quiere asearse al mismo tiempo.

banera-o-plato-de-ducha-3

ACCESIBILIDAD

El fácil acceso es importante con niños, adultos y ancianos. Las primeras duchas tenían un gran escalón de entrada por la mampara, pero a día de hoy, se cuida el detalle, el diseño, y la accesibilidad con la colocación de platos de ducha a ras del suelo, buscando la comodidad diaria.

 

AHORRO Y ECOLOGÍA

Cuidar el medio ambiente, los recursos limitados como el agua, y el ahorro de energía son buenos motivos para decantarse por una u otra.

Según muchos estudios, ducharse en vez de tomar un baño supone un gran ahorro de agua, siempre y cuando se haga un uso responsable de la misma.

banera-o-plato-de-ducha-4

Recommended Posts

Escribir un comentario