CALEFACCIÓN DE LOCALES

La calefacción de locales tiene por objetivo crear las condiciones de temperatura y humedad idóneas en el ambiente, de manera que las personas que lo habitan tengan una sensación de confort o bienestar. Dicha sensación es, principalmente, el resultado del intercambio de energía entre el cuerpo humano y su entorno. Este intercambio se produce por evaporación, convección y radiación. Hoy conoceremos este tema más a fondo con la ayuda de los especialistas de Barnacalderas.

Cuando hablamos de calefacción de locales, debemos entender que nos referimos únicamente a los espacios habitados. Aquellos en los que será necesario mantener las condiciones ambientales necesarias para el bienestar. De hecho, las normativas sobre climatización ya definen estos espacios, en que deben garantizarse los criterios de bienestar, como “Zonas Ocupadas”. Además, debemos tener en cuenta, que mantener aquellos criterios fuera de las zonas ocupadas se traduce en un despilfarro de energía innecesario.

Este despilfarro no tiene demasiada importancia en locales con una altura de techo reducida. No puede decirse lo mismo en el caso de naves y locales cuya altura de techo es considerable. En estos casos es conveniente instalar sistemas que conlleven  una mayor eficiencia energética al calentar el local.

calefaccion-de-locales-1

GRADIENTE DE TEMPERATURA EN UN LOCAL

Cuando tratamos de calefacción de locales, si medimos la temperatura de un local con calefacción a diferentes alturas, veremos que ésta aumenta desde el suelo hasta el techo.

Este aumento sigue una curva y su incremento depende del caudal de aire extraído del local y de la cantidad de energía empleada en calentarlo. En el caso de un local estándar suele aceptarse un incremento de temperatura de aproximadamente un 7% por cada metro de altura sobre el nivel de respiración de los ocupantes.

calefaccion-de-locales-2

AHORRO DE ENERGÍA EN LA CALEFACCIÓN DE LOCALES

En un edificio, las pérdidas de calor a través de los cerramientos son proporcionales a la diferencia de temperaturas entre el interior y el exterior del edificio, es decir, cuanta más alta sea esta diferencia mayor será el gasto energético de calefacción.

Suponiendo que la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior sea uniforme, en el techo, paredes, ventanas, etc. el porcentaje de calor disipado en cada uno de los elementos constructivos puede verse en la siguiente imagen.

calefaccion-de-locales-3

Estos porcentajes de energía disipada en cada uno de los cerramientos pueden cambiar sustancialmente si la temperatura a nivel del suelo es diferente de la del techo. En este caso las pérdidas de calor a través del techo pueden ser considerables.

Según lo anteriormente descrito, si no se emplean dispositivos para evitar la estratificación térmica del aire de estos locales nos encontraremos con una disminución de la eficiencia energética debida a dos circunstancias:

  • Por la necesidad de tener que calentar, hasta las condiciones de confort o bienestar, un volumen de aire muy superior al de la “Zona Ocupada”.
  • Por el aumento de las pérdidas caloríficas a través del techo debido a la mayor diferencia entre la temperatura del aire en la parte superior de la nave y la temperatura exterior.

Los ventiladores idóneos para instalar el aire desde arriba hacia abajo son del tipo de techo, y con diámetros de 900 a 1500 mm. Son aparatos de caudal, con pocos álabes, de tres a cinco máximo, y que giran a velocidades por debajo de las 500 rev/min.

calefaccion-de-locales-4

 

Entradas Recientes

Escribir un comentario