¿Cómo iluminar la sala de estar?

La sala de estar suele ser la zona más amplia de una casa y, habitualmente, acostumbra a ser el ambiente multifuncional por excelencia. De modo que es conveniente instalar en esa zona una iluminación variada y flexible, para que la habitación sea siempre funcional y confortable.

En el momento de diseñar la iluminación de una sala de estar debemos de tener en cuenta todas las posibilidades: luz central, lámparas de pie, lámpara de pared, lámparas de mesa. Debemos tener en cuenta la cantidad de luz, la diferencia entre luz directa o difusa (combinando por ejemplo lámparas de pie con lámparas  de mesa), como iluminar espacios de diferentes tamaños y cómo iluminar la zona del televisor. En este artículo vamos a darte unos cuantos consejos.

 

Tipos de lámparas

Lámparas colgante. Una forma de cambiar totalmente el aspecto de toda la sala es reemplazando los focos convencionales o ahorradores e invertir en una estupenda lámpara decorativa para el techo. Dependiendo del efecto que necesites y que haga juego con el resto de la sala, también encontrarás luces led en línea recta, en ondas o circulares aplicadas en un techo falso de tal forma que se observa el techo en dos niveles.

Lámparas de pie. Cuando vemos que un espacio no tiene suficiente luz y necesitamos iluminar la zona, las lámparas de pie son una gran solución ya que no ocupan mucho espacio. Suelen colocarse en una esquina de la sala.

Lámparas de pared. Si necesitas resaltar una obra de arte, un espejo, o cualquier otra pieza en una pared, estas lámparas le dan un gran valor decorativo a la zona.

Lámparas de mesa. Ideal para la zona de las mesas auxiliares o para la mesa consola.  Encontrarás diversos diseños atractivos para añadir calidez al espacio.

Lámpara de pie-Arturo-Alvarez

TINA PIE DE ARTURO ALVAREZ

Cantidad de luz

  • Un factor muy importante al considerar en al momento de cuantificar la luz, es el material y el color que tendrán los techos, pisos, muros y cortinas de la habitación. Si sus colores son oscuros, necesitará niveles de iluminación mayores que si son claros.
  • El número de fuentes de luz dependerá de la superficie de cada recinto. Es recomendable instalar más de una lámpara para apoyar las actividades en las diferentes zonas.

 

Luz directa o difusa

  • Es importante ir combinando luz directa con luz difusa para obtener un buen balance lumínico.
  • La luz ambiental no necesariamente tiene que venir de la tradicional lámpara central de techo. Puede colocarse fuera del centro o en torno al perímetro.
  • Puedes instalar circuitos diferentes para encender la luz por etapas o la utilización de dimmers en 1 ó más lámparas que permitan regular su intensidad.
  • Muy adecuadas para estas zonas son las bombillas de luz difusa instaladas en focos que dirijan la luz hacia abajo o en lámparas de pedestal. También se logran buenos efectos utilizando en este último caso bombillas halógenas dirigidas hacia el techo.
  • En los lugares de lectura, instala una luz concentrada, que no encandile y que permita ajustar su altura y su ángulo. Una alternativa es instalar una pequeña lámpara que cuelgue desde el techo desde la zona posterior del sillón y complementarla con una lámpara de sobremesa ubicada a uno de los costados.

 

Cómo iluminar un espacio no muy grande

  • En espacios no muy amplios, puedes conseguir una agradable sensación de tranquilidad instalando una lámpara de pie dirigida hacia el techo para que actúe como luz general y complementándola con una lámpara de sobremesa, creando así un rincón más cálido.
  • Si el espacio tiene poca altura, usa luces direccionables, orientadas hacia los cuadros u objetos de decoración.
  • Otra alternativa es instalar una lámpara colgante sobre una mesa de centro y combinarla con lámparas de pie ubicadas a ambos lados.

Cómo iluminar un espacio amplio

  • En espacios más amplios, crea diferentes ambientes colocando focos puntuales en distintos sectores.
  • Si alguna de las paredes tuviera una textura interesante que quisieras desatacar, coloca muy cerca del muro una línea de focos dirigidos hacia abajo. Enriquecerán su textura.
  • Para iluminar cuadros, utiliza focos sobre rieles o individuales. Para pinturas grandes, mejor focos de haz amplio montados sobre riel.
  • Si quieres destacar una chimenea, instala en el techo, muy cerca de ella, un grupo de focos individuales o sobre riel y dirígelos hacia ella.
  • Si necesita iluminar una mesa de juegos, instala una luz concentrada proveniente de un foco de techo, de haz estrecho. Si tienes una zona de bar, baña de luz sus estanterías con focos dirigibles empotrados en el techo y ubicados en la zona cercana a ellas.
  • Utilízalos también para iluminar estanterías con libros, CD y equipos de música.

 

Cómo iluminar la zona del televisor

  • Para ver la televisión en la sala de estar, es conveniente instalar una luz general que suavice el contraste entre luz y sombra dentro del campo de visión.
  • Tanto en zonas cercanas al televisor como a equipos de música necesitarás tener alguna luz de apoyo.

Para finalizar, unos últimos consejos. Es  importante tener en cuenta que si eres de aquellas personas a las que les gusta cambiar de posición los muebles constantemente, quizás también necesites mover las luces adaptadas, un cambio sutil y sin mucha inversión sería lo ideal.

Incluir luces reguladoras es una buena idea para una sala multifunción, pues nos ayudan a modular el tipo de luz según las actividades que realicemos en la sala.  Luces bajas para una ocasión romántica, luces altas para trabajar, etc.

Para los ambientes compartidos, como sala y comedor juntos, elige una iluminación adecuada de manera que ambos ambientes estén en armonía, no compitan entre sí y no haya un shock de estilos entre ambos.

 

Recommended Posts

Escribir un comentario