Consecuencias de la mala instalación de calderas

instalacion de calderasLa instalación de calderas es una acción especialmente delicada que siempre debe realizar un profesional. Las calderas Junkers, por ejemplo, son las
más fiables del mercado, pero son aparatos que trabajan a presión y se puede producir una brusca expansión del vapor y el agua de su interior. Por eso, el proceso de instalación de calderas es tan importante. Y su incorrecta disposición puede comportar consecuencias alarmantes.

Veamos un ejemplo:

En el año 2008 la caldera de una vivienda en la población de Salces (Santander) explotó provocando la amputación de las piernas a la mujer que residía en ella y heridas también graves a su marido.

La explosión se originó en el depósito-caldera del agua para calefacción por una instalación incorrecta y defectuosa de la misma. Faltaban los debidos dispositivos de expansión y seguridad, incumpliendo la normativa aplicable y vigente en el momento de su instalación y las mínimas normas de seguridad.

instalacion de calderas

Las instalación inicial se hizo en 1998 (una calefacción al uso de la época) y se modificó en 2003 para añadir una paila en el hogar de leña existente, situada en la sala inmediatamente superior a la que está la caldera para aprovechar la fuente de calor de la chimenea para calentar los radiadores. Para modificar la instalación preexistente, se enlazaron los tubos de entrada y salida de agua de la caldera con los antiguos circuitos de calefacción, respetando el sentido de circulación de la bomba que había y sin modificarse los sistemas preexistentes de alivio de la sobrepresión, ni los diámetros de las tuberías. El día en que ocurrieron los hechos, estando la familia en la vivienda, se produjo un aumento de la presión del circuito que provocó que explotara por la deficiente instalación de la paila.

Como consecuencia de la explosión, la mujer sufrió la amputación traumática de ambas piernas, cicatrices de quemaduras, trastorno depresivo reactivo y graves secuelas estéticas, además de una incapacidad permanente absoluta y requiere asistencia para sus quehaceres habituales. Su marido también sufrió graves lesiones físicas y psíquicas, padeció un trastorno depresivo y un trastorno neurótico por estrés postraumático que desembocó en una posterior incapacidad laboral.

La explosión también produjo daños materiales en la vivienda tasados pericialmente en 91.000 euros.

El Juzgado de lo Penal Número 1 de Santander condenó, en febrero del pasado 2015 a dos años de prisión al fontanero culpable de la incorrecta instalación de la caldera.

Importancia de una mala instalación

Los accidentes que se producen en una caldera pueden provenir de dos causas:

  • Acciones inseguras. Son aquellas inherentes al hombre, en nuestro caso, específicamente al operario que ha instalado la caldera y pueden depender de los siguientes factores:
    • Conocimientos insuficientes por parte del instalador.
    • Condiciones personales en el desempeño de sus funciones: negligencia, intemperancia, desinterés, falta de seriedad, etc.
    • Falta de consciencia de la responsabilidad de su cargo y cumplimiento de las instrucciones y reglamentos del manejo y cuidado de las calderas junkers.
  • Condiciones inseguras. Se consideran aquellas dependientes del ambiente de trabajo y dependerán de los siguientes factores:
    • De la calidad de la construcción.
    • Del estado de la caldera.
    • De que los accesorios sean suficientes y en buen estado.
    • Del sistema de mantención y funcionamiento.

instalaciOn de calderas (6)

Por lo que respecta a este artículo, sólo nos interesan las acciones inseguras y, resumiendo, diremos que un buen instalador, profesional y cualificado, debe tener la preparación y los conocimientos necesarios para ejercer su trabajo, debe ser eficiente, serio y responsable y, sobre todo, debe mostrar el máximo respeto por el seguimiento de las normativas y las instrucciones en la instalación de calderas.

Una correcta instalación

Al instalar una caldera, un profesional debe seguir un procedimiento para asegurarse de que toda la instalación está en condiciones y, así, evitar futuros accidentes.

Para empezar debe encargarse de los preparativos de arranque:

  • Debe inspeccionar toda la caldera y sus elementos auxiliares.
  • Debe asegurarse de que la los tanques y las tuberías están bien limpios.
  • Debe hacer una prueba hidrostática.
  • Debe calibrar correctamente los instrumentos.
  • Debe ajustar correctamente los controles.
  • Debe repasar el correcto funcionamiento de los elementos auxiliares: bombas, ventiladores, sistemas de combustible, agua y drenaje.
  • Debe inspeccionar los refractarios.
  • Realizará una limpieza química.
  • Efectuará un soplado de sobrecalentadores y de las líneas de vapor.
  • Y comprobará las válvulas de seguridad.

instalacion de calderas

Durante el arranque, es importante observar:

  • La protección de los diferentes componentes, especialmente de la corrosión, del recalentamiento y de los esfuerzos térmicos.
  • La prevención de explosiones.
  • La producción adecuada de vapor.

También se comprobarán los procedimientos de arranque:

  • Se comprobará el llenado inicial:
    • la calidad y temperatura del agua,
    • el desalojo de aire,
    • el ajuste del nivel.
  • Se establecerá la correcta circulación.
  • Se purgará del aire del hogar.
  • Se comprobará el economizador:
    • purga de vapor
    • y recirculación de agua del tambor.
  • También el sobrecalentador:
    • el drenaje de agua
    • y el control de temperatura de humos.
  • Y los tambores y cabezales, observando las temperaturas y los diferenciales de temperatura.

También es importante realizar pruebas de eficiencia:

  • Llevar un registro de referencia.
  • Y controlar el balance térmico. Observando el rendimiento en energía útil y controlando las posibles pérdidas de gases secos, combustible en humos y cenizas, radiación de calor, humedad del combustible y de combustión y otros intangibles.
Recommended Posts

Escribir un comentario