ERRORES MÁS COMUNES EN ALBAÑILERÍA

Si necesitas algún trabajo de albañilería en Valencia, ya sabes que puedes contar con Jucasa, una empresa con una platilla de profesionales preparados para afrentar cualquier tipo de reforma, sea en un local o en una vivienda. Cuando necesitas un servicio de esta clase, es importante contar con profesionales de confianza, con experiencia, y Jucasa son expertos que ofrecen servicios integrales de albañilería en Valencia y Castellón. Y saben que, a veces, no todos los albañiles son igual de profesionales y que se cometen errores. Hoy vamos a hablar de los errores más comunes que podemos encontrarnos en albañilería.

albañilería en Valencia

POR QUÉ SE PRODUCEN ERRORES EN ALABAÑILERÍA

Cuando contratas a un profesional cualificado, con experiencia y de confianza, sabes que no vas a tener ningún problema. Pero como nos comentan nuestros amigos expertos en albañilería en Valencia, a veces por simples manías, a veces por vicios adquiridos con el tiempo, otras veces por dejadez, o por falta de coordinación, o por una mala formación o, simplemente, por mala praxis, albañiles poco profesionales o despreocupados producen errores. Estos son los más comunes:

ERRORES MÁS COMUNES EN ALBAÑILERÍA 1

ERRORES EN ALBAÑILERÍA

  • Ventilación cruzada de cámaras. Es una cosa que suele olvidarse muy a menudo, o no se hace, o se hace escasa y sin que sea cruzada.
  • Juntas de trabajo en el ladrillo de la fachada. Es muy habitual que muchos proyectos no resalten las juntas de trabajo en el ladrillo, y sólo lo hagan en las estructurales. Por ello, es importante no dejar de estudiarlas y ejecutarlas.
  • Altura de fábrica en plantas bajas. Solemos ejecutar la albañilería de plantas superiores, normalmente de alturas inferiores a 3 m. Luego, cuando ejecutamos la planta baja u otras de alturas superiores o cercanas a los 4m, se nos olvida tener en cuenta la normativa preceptiva en relación a este tema.
  • Espesores de albañilería en plano. Muchos planos no reflejan los espesores reales de la composición de fábricas y divisiones interiores, creando verdaderos dolores de cabeza o la imposibilidad de cumplir con los m2 útiles marcados en los planos de venta.
  • Alturas indebidas en estructuras de cartón-yeso. Es muy habitual que en edificios singulares, lofts, en trasdosados o en tabiquería, se nos olvide que, para determinadas alturas, la estructura de Pladur requerida debe ser reforzada, deben utilizarse perfiles mayores, o incluso doble estructura.
  • Interponer elementos de separación entre pilares de hormigón y la albañilería. No es un error tan común y, la verdad, es cada vez se hace menos.
  • Morteros normales cuando son hidrófugos. Aunque se haga el mortero en obra, sólo hay que añadir a la masa del mortero un aditivo según indique el fabricante.
  • Puentes térmicos. Este concepto aún hay muchos albañiles que no lo tienen del todo claro.
  • Puentes fónicos. Tema aún más desconocido que el anterior.
  • Incompatibilidad entre materiales. Sí, existen materiales que no deben ser nunca colocados en contacto, porque uno se come al otro. Es el caso del cemento y el PVC, por ejemplo.
  • Patinillos de telecomunicaciones. Es curioso que aún suceda que el proyecto de Telecomunicaciones pocas veces esté consensuado con el de Ejecución.
  • Espesor de las cámaras. Hay albañiles que siguen sin respetarlo. Y si se disminuye para ganar centímetros, se perjudica la función y grado de aislamiento con el que fue proyectado.
  • Capialzados de gran formato en una grieta de una esquina. En salones con doble puerta, si haces un croquis verás cómo queda encajada la pieza de gran formato respecto al marco del hueco. Muchas veces esto genera una fisura a 451 en estas carpinterías.
  • Doble hoja de peto. Otro de los errores más habituales, colocar petos de 1/2 pié, que en el canto de forjado de la planta de cubierta, se ven mermados, y que en el interior en muchas ocasiones igualmente se rozan para embutir la tela (aunque cada vez menos). Una sección de ladrillo demasiado tocada, que acaba marcando los movimientos de la estructura mediante fisuraciones a la altura de este forjado.
  • Refuerzos en paños de peto. No sólo hay que construir petos de doble hoja, sino que cuando su longitud lo aconseje, se deben interponer mochetas de refuerzo de la hoja exterior.

ERRORES MÁS COMUNES EN ALBAÑILERÍA 3

Recommended Posts

Escribir un comentario