LIMPIEZA DE TUBERÍAS

Las obstrucciones, los malos olores y las fugas de agua son los principales problemas que podemos encontrarnos con las tuberías en nuestros hogares. Además del correcto mantenimiento, es muy importante la limpieza de tuberías.

A pesar de lo engorroso que pueda parecer, una revisión y una puesta a punto periódica, mejor si se hace cada mes, es lo mejor para nuestras instalaciones, y es lo que recomiendan los expertos. Además, la limpieza de tuberías nos evitará problemas en el futuro.

Y es una cosa lógica ya que las tuberías, y sobre todo aquellas cuya instalación ya es más antigua, corren el riesgo de deteriorarse con el tiempo. Si a eso le añadimos la mala costumbre que tenemos de deshacernos de ciertos desperdicios, es normal que sea conveniente mantener una cierta limpieza. Hoy nuestros amigos de Jucasa nos darán unos consejos.

limpieza-de-tuberias-1

LIMPIEZA DE TUBERÍAS: DESHACERSE DE LAS MANCHAS Y LOS MALOS OLORES

Para deshacerse de las manchas y los malos olores hay muchos trucos útiles. Hoy os vamos a mostrar unos cuantos de demostrada efectividad:

  • Echa una taza de vinagre blanco en el drenaje. Permite que se asiente por alrededor de unos 30 minutos y luego enjuaga el fregadero utilizando agua caliente para eliminar las manchas.
  • Pon a hervir tres tazas de agua para acabar con el mal olor proveniente del drenaje y del bloqueo parcial. En primer lugar, echa 1 taza de bicarbonato de sodio en las tuberías y luego vierte el agua hirviendo. Si el agua sigue pasando con lentitud, repite el proceso hasta que tanto el hedor como la obstrucción hayan desaparecido.
  • Exprime algunos limones en el drenaje, espera hasta que el jugo se asiente y no dejes correr el agua durante al menos una hora. Si no cuentas con limones frescos, puedes utilizar ½ taza de un concentrado de jugo de limón.
  • Si tienes un fregadero de porcelana blanca, vierte lejía directamente del envase. Deja que la lejía se asiente durante unos 10 minutos antes de drenarlo y enjuagarlo para que recupere su color blanco. Utiliza un aplicador de lejía para limpiar las manchas pequeñas y difíciles.

limpieza-de-tuberias-3

LIMPIEZA DE TUBERÍAS: OBSTRUCCIONES SENCILLAS

Para las obstrucciones también hay varias soluciones. Muchas veces depende del tipo de obstrucción:

  • Utiliza el desatascador de toda la vida. Llena el fregadero con la suficiente cantidad de agua como para cubrir el drenaje y la base. Presiona el desatascador con firmeza encima del drenaje para crear un sello hermético y sumérgelo varias veces con rapidez. Los desatascadores funcionan muy bien en las obstrucciones grandes y no muy sólidas de los baños. Jala de la falda interna del desatascador para que quepa en el drenaje, sumérgelo y enjuágalo en agua limpia a medida que vuelves a llenar el recipiente. Guarda un desatascador por separado para el baño.
  • Utiliza una herramienta de limpieza de drenaje hecha de plástico y con cerdas. Consiste en una tira de plástico larga, rígida pero flexible y además económica que tiene una serie de cerdas de plástico que salen desde la punta. Colócala en el drenaje y luego jálala. Las cerdas son relativamente fuertes y afiladas, así que no las pases por tu mano. Puedes limpiar la herramienta pasando papel higiénico o una toalla de papel por las cerdas, para luego guardarla y reutilizarla. Funciona muy bien en obstrucciones mayores cerca de la abertura del drenaje, como en el lavabo del baño o para limpiar la acumulación de jabón y de pelo en la tina.

limpieza-de-tuberias-4

OBSTRUCCIONES DIFÍCILES

  • Para una obstrucción difícil utiliza una aspiradora:
    • Sujeta el extremo del tubo de la aspiradora con firmeza encima el drenaje y utiliza una toalla para crear un sello alrededor. Asegúrate de que todas las demás aberturas estén cerradas o taponadas con firmeza.
    • Enciende la aspiradora en el modo soplador. Enciéndela y apágala rápidamente varias veces hasta que elimines la obstrucción del drenaje. Dejar el soplador funcionando continuamente durante un periodo de tiempo prolongado puede dañar las tuberías (o la aspiradora misma en caso de que el flujo de aire sea restringido).
  • Si sabes que el drenaje está obstruido a causa de la grasa de cocina, envuelve una almohadilla eléctrica alrededor de la tubería debajo del. Enciende la almohadilla eléctrica para calentar la tubería, luego deja pasar el agua caliente a través del drenaje hasta que la grasa desaparezca.
  • Compra o alquila una barrena de cable o una sonda desatascadora de bajo precio. Si bien los cables enrollados en un carrete vienen en muchas longitudes diferentes, uno de 7,5 m (25 pies) debe ser suficiente para cubrir gran parte de las necesidades domésticas:
    • Retira la trampa del fregadero ubicada debajo del mismo utilizando una llave inglesa. Coloca una cubeta cerca para recoger el agua que podría caer de la tubería cuando la saques.
    • Empuja lentamente el cable de la barrena o la sonda desatascadora en el interior de la abertura de la tubería hasta que sientas que hay algo que genera resistencia.
    • Gira la manija de la barrena mientras empujas con firmeza la bobina dentro de la tubería. La barrena entrará lentamente en la tubería eliminando la obstrucción.
    • Sigue con el proceso de limpieza hasta que te hayas deshecho de la obstrucción y puedas empujar la bobina sin encontrar ninguna resistencia.

limpieza de tuberías

UN ÚLTIMO CONSEJO

Aplica un tratamiento biológico en la obstrucción. Utiliza un limpiador enzimático o bacteriano con regularidad, durante una noche, en los drenajes que funcionan parcialmente debido a la acumulación de residuos. Sigue las indicaciones que vienen en el empaque. Estos limpiadores son sutiles y, con suerte, eficaces con el tiempo. No todos son exactamente lo mismo, así que experimenta en caso de que uno no parezca producir buenos efectos.

 

Entradas Recientes

Escribir un comentario