LIMPIEZA DE FOSAS SÉPTICAS

Las fosas sépticas tienen cómo función servir de filtro de las aguas residuales y verter estas al alcantarillado una vez depuradas evitando que contaminen el medio ambiente con males olores o que se vea afectando al equilibrio ecológico además de poder transmitir infecciones por el contacto o ingestión de agua contaminada. Por eso, la limpieza de fosas sépticas es algo que no debe descuidarse, si vives en Valencia o Castellón los profesionales de Jucasa podrán echarte un cable con esto.

La limpieza de fosas sépticas tiene como objetivo evitar que el lodo acumulado disminuya la capacidad y drenaje de lodos y aguas servidas al tiempo que también se eliminan grasas y otros flotantes. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del volumen y del uso de la fosa la periodicidad de la limpieza variará.

limpieza-de-fosas-septicas-1

¿QUÉ ES UNA FOSA SÉPTICA?

Una fosa séptica, también llamada pozo negro, es una especie de pozo donde van a parar todos los residuos fecales y aguas residuales del consumo de los hogares y estancias a las que pertenece la fosa. Las fosas sépticas hacen posible depurar y filtrar las aguas residuales que llegan, evitando así que se contamine el medio ambiente.

limpieza-de-fosas-septicas-3

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA LIMPIEZA DE FOSAS SÉPTICAS?

Las fosas se deben  limpiar regularmente para evitar que el lodo resultante y la suciedad que termina acumulándose disminuyan la capacidad de acumulación y drenaje de la fosa.

La limpieza de la fosa séptica requiere de unas mínimas tareas de mantenimiento. La frecuencia dependerá del uso que se le dé. Lo habitual es realizar el vaciado a nivel constante cuyos objetivos son eliminar capa de grasas y extraer los lodos acumulados. Para realizar estas operaciones es recomendable que sea realizada por un profesional evitando que se produzcan lamentables sucesos que pueden ocasionar incluso la muerte.

limpieza-de-fosas-septicas-2

LIMPIEZA DE FOSAS SÉPTICAS

  1. Abre las tapas de la fosa muy lentamente evitando respirar los gases producidos por la fermentación del lodo y materias fecales. El metano irá saliendo poco a poco.
  2. No fumes cerca de la fosa y mucho menos si estás dispuesto a limpiarla. El gas metano producido por la fermentación, además de tóxico, es inflamable y podrías producir una explosión.
  3. Coloca la bomba aspiradora en el lado de las aguas servidas, justo al nivel del agua para que aspire primero la capa superficial, donde están depositadas las grasas y las materias flotantes.
  4. Sumerge poco a poco la bomba para que vaya aspirando lodo. No la sumerjas hasta el fondo, no es aconsejable que elimine la última capa inferior.
  5. Coloca la manguera de agua de manera que la fosa pueda llenarse con agua clara a la vez que se eliminan los desechos. Controla el flujo del agua para que no sea superior a la cantidad de lodo que se elimina.
  6. Aprovecha para limpiar los filtros con agua a presión.
  7. Deja de aspirar cuando el nivel de lodo aspirado sea aproximadamente el 80% del lodo existente, dejando un 20% de lodo para que se puedan reanudar las tareas de depuración. Antes, rellena la parte restante con agua limpia.
  8. Ahora es el momento de añadir la dosis indicada de activador bacteriano siguiendo las instrucciones del fabricante.
  9. Cierra las tapas de la fosa asegurándote de que no se pueden abrir fácilmente. Recuerda que la apertura de la fosa de forma incorrecta puede ocasionar asfixia o la muerte.

limpieza-de-fosas-septicas-4

Recommended Posts

Escribir un comentario