¿QUIERES CAMBIAR LAS BARANDILLAS DE TU TERRAZA?

Las barandillas de aluminio son uno de los elementos de seguridad más importantes de tu hogar. Te aseguran que puedas asomarte con seguridad y disfrutar del aire libre de tu piso con total tranquilidad. Aún son más importantes si se tienen niños y se va a querer utilizar ese espacio en verano. En ese caso, es vital que los barrotes brinden la máxima seguridad y contención. Por eso es importante que las barandillas de tu terraza se encuentren en el mejor estado de conservación y, si no es así, lo mejor es cambiarlas, desde Blabla Deco os recomendamos a los profesionales de Alucondal.

¿QUIERES CAMBIAR DE BARANDILLAS DE TU TERRAZA 1

EL DETERIORO DE LAS BARANDILLAS

El deterioro de las barandillas se produce, siempre, debido a la oxidación de las mismas. Las barandillas de tu terraza, al estar expuestas a la intemperie, y por lo tanto a las condiciones climáticas más desfavorables (lluvia, sol, viento, etc.), necesitan de tratamientos especiales para poder tolerarlas.

Lo ideal es hacerles un buen mantenimiento. Conviene revisar de forma periódica las barandillas para ver en qué estado se encuentra. Si se nota que ha pasado mucho tiempo desde la última vez que se les dio pintura, habrá que actuar para evitar que se produzcan daños, mientras que si ya se aprecia la acción del óxido, lo recomendable es intervenir lo antes posible.

Uno de los principales inconvenientes que se presentan a la hora de limpiar las barandillas metálicas es la cantidad de rincones y esquinas de difícil acceso que pueden tener. Incluso las barandillas más simples, de barrotes rectos verticales, poseen varios de estos recovecos.

La falta de mantenimiento no sólo afecta al aspecto, sino también a los anclajes, provocando incluso la desaparición completa de los mismos en un estado avanzado del problema. Esta patología también puede darse en otros puntos de la barandilla, como montantes, entrepaños o incluso pasamanos.

Antiguamente, las barandillas se empotraban al forjado, cuando estas se oxidan consiguen romper el hormigón. A partir de este mismo momento la degradación va en aumento, el agua filtra hasta las varillas de la armadura de los forjados. Produciendo finalmente el riesgo de caída a la vía pública, por la rotura del canto del forjado.

Lo mejor es no llegar a esa situación y cambiar las barandillas de tu terraza antes de ir a peor.

¿QUIERES CAMBIAR DE BARANDILLAS DE TU TERRAZA 3

BARANDILLAS DE ALUMINIO, UNA BUENA SOLUCIÓN

Generalmente, las barandillas de aluminio tienen la particularidad de contar con una resistencia mucho mayor a la de otros elementos. Por las características de este material se suele utilizar en exteriores, lo que permite que de una u otra forma su durabilidad sea mucho mayor y por ende pueda ser amortizada su instalación.

Además, uno de los grandes motivos por los que se suele elegir una barandilla de aluminio es que la versatilidad de sus materiales permite que se pueda combinar a la perfección con el estilo de decoración que se tenga en el hogar, lo que quiere decir que instalar una barandilla no significa que se tenga que renunciar a contar con ello como símbolo de decoración.

¿QUIERES CAMBIAR DE BARANDILLAS DE TU TERRAZA 2

Entradas Recientes
Comments
  • Carlos M.
    Responder

    Muchas gracias por la información. Mi terraza es de ladrillo con barandillas de aluminio así que espero no llegar nunca a la situación de la primera fotografía. No obstante lo comparto para que más gente conozca lo que puede llegar a pasar.

    Un saludo

Escribir un comentario