Tecnología en calderas Junkers

Junkers ofrece un amplio y completo programa de calefacción, en el que seguro encontrará la solución a sus necesidades:

  • calderas JunkersCalderas Junkers murales a gas. Representan la opción más valorada para cualquier tipo de vivienda. Una amplia gama con modelos de cámara estanca y atmosféricos, mixtos y para sólo calefacción.
  • Calderas Junkers murales a gas de condensación. Modelos de alta eficiencia energética y avanzada tecnología. Una amplia gama con potencias de hasta 42kW capaces de trabajar directamente con sistemas de energía solar.
  • Calderas Junkers de pie a gas. Soluciones que nos permiten llegar hasta los 108 kW de potencia y calefactar superficies de hasta 1.080 m².
  • Calderas Junkers de pie a gasóleo. Para viviendas unifamiliares, casas de campo, urbanizaciones aisladas, donde la única y mejor energía es el gasóleo.

Pero conozcamos en detalle la tecnología que se esconde detrás de la calefacción. ¿Cómo se implementan las calderas en los circuitos de calefacción de nuestros edificios?

Calderas con sistemas de Microacumulación

Cuando un usuario habituado a un sistema con acumulación, comienza a utilizar por primera vez un sistema de producción instantánea, como una caldera mural, descubre que, a pesar de que el aparato ofrezca magníficas prestaciones, siguen existiendo dos grandes motivos de queja en comparación con los sistemas de agua acumulada:

  • El tiempo necesario para que el aparato comience a producir el agua a la temperatura seleccionada de una forma estable. Parece inevitable que una caldera necesite cierto tiempo de reacción antes de encender el quemador y calentar su intercambiador.
  • La simultaneidad de puntos de toma. Muchos usuarios de calderas han experimentado estar en la ducha cuando alguien ha abierto un grifo en otra parte de la casa, y han sentido en su propia piel el golpe de agua fría seguido de un desagradable tiempo de espera hasta que en el mejor de los casos el aparato vuelve a estabilizar la temperatura.

calderas JunkersLas calderas de microacumulación ofrecen solución a ambas demandas de los usuarios. En esencia el principio es sencillo: el aparato acumula una pequeña cantidad de energía en su interior para suministrarla en el arranque, o en aquel momento en que la demanda de energía crece bruscamente y la caldera necesita tiempo para reaccionar.

Esta acumulación de energía puede realizarse en una cantidad de agua que se mantiene caliente con gas o con una resistencia eléctrica, o, tal y como hace Junkers, con sus calderas de microacumulación Euromaxx, por medio de un intercambiador de 50 kW, aislado mediante espuma de PU, que se mantiene en caliente los tiempos que el usuario desea.

En el caso de la técnica de Junkers, durante la producción del agua sanitaria, un sistema de triple sensor informa a la electrónica del régimen de llama que debe mantener para que ante pequeñas variaciones de consumo la llama reaccione rápidamente y gracias a su reserva energética el usuario no note que alguien ha abierto un segundo grifo.

Tecnología de la condensación

Los gases de salida de una caldera de gas contienen vapor de agua, debido al hidrógeno contenido en el gas. Este vapor condensa por debajo de aprox. 55°C, de modo similar a como a la humedad del aire se precipita como rocío por la mañana.

El calor que se libera durante la condensación, se puede extraer y utilizar para la calefacción. En relación a toda la energía de combustión, el gas natural dispone de aprox. un 11% de calor por condensación.

En las calderas convencionales, el vapor de agua no debe condensar durante el funcionamiento normal. Por lo tanto, los gases de salida salen con una temperatura de 150- 200ºC, mucho más calientes que en una caldera de baja temperatura.

En el caso de las calderas de condensación, el intercambiador de calor es el adecuado para un funcionamiento con condensación. Por ello se pueden aprovechar las extracciones de calor por condensación, produciéndose una posterior refrigeración de los gases de salida (a aprox. 5- 20°C por encima de la temperatura de retorno).

Para un buen aprovechamiento del efecto de condensación, es oportuno que el circuito de la calefacción esté a una temperatura baja. Esta se deberá regular dependiendo de la carga de calefacción (por ejemplo mediante una centralita con sonda exterior). Además es oportuno tener circuitos de calefacción bitubo, ya que la división entre circuito de ida y circuito de retorno garantiza una baja temperatura de retorno. Las temperaturas máximas del circuito de calefacción para una caldera de gas no deberán estar por encima de 75/55°C (Temperatura de ida/de retorno con la máxima carga de calefacción). En el caso de los aparatos de condensación a gas se puede alcanzar una eficacia normalizada de máximo un 111%. La eficacia normalizada es una medida del aprovechamiento de la energía existente en el combustible.

Los aparatos Junkers de condensación alcanzan una eficacia normalizada del 109% en relación al poder calorífico inferior del gas. Así se transforma en calor para la calefacción más del 97 por ciento (en relación al valor calorífico superior del gas) de la energía existente en el gas.

Energía Solar

Muchas veces nos cuestionamos la forma de alcanzar el máximo confort en la producción de agua caliente, reduciendo los costes energéticos y garantizando el máximo equilibrio ambiental. La solución se halla en los sistemas solares Junkers, diseñados para producir una gran cantidad de energía, siendo respetuosos con el medio ambiente.calderas Junkers

La preocupación creciente por el medio ambiente hace que, cada vez más, un mayor número de personas busque para su confort, la utilización de energías alternativas, menos contaminantes y más económicas que las soluciones convencionales.

La utilización de la energía solar para la producción de agua caliente sanitaria, cada vez más frecuente, exige la existencia de aparatos de apoyo específicos, para calentar el agua, que Junkers pone a su disposición, como cualquier caldera termostática de condensación o bajas emisiones de NOx de Junkers o calentadores termostáticos WT.

Ventajas que le convencerán por calderas junkers:

  • Usted ahorra costes de combustible y se hace más independiente de los precios de la energía que suben debido al agotamiento de las reservas de petróleo y gas.
  • Si invierte hoy, inmediatamente obtendrá energía solar de forma gratuita.
  • Con la técnica solar, usted se lleva a casa uno de los sistemas de calentamiento de agua más modernos. Con una técnica que cumple las disposiciones y exigencias de las normativas actuales y se adelanta a las futuras.
  • Protege el medio ambiente y muestra orientación hacia el futuro y hacia las nuevas energías que ya son presente.
  • Los sistemas solares Junkers confieren un valor añadido a su vivienda, haciéndola gozar de la más moderna tecnología en sistemas solares.

calderas Junkers

Condensación + Solar

El sistema CerapurSolar constituido por una caldera mural de condensación y un acumulador solar de inercia de 400 litros, combina la tecnología de condensación con la solar térmica. Gracias al acumulador, la energía solar puede ser utilizada para calefacción y para la producción de agua caliente, permitiendo un ahorro del consumo de gas de hasta el 55% respecto a las antiguas instalaciones convencionales y todo en cerca de 1 m2 de superficie.

El sistema CerapurSolar puede ser conectado directamente a un campo de captadores solares de una superficie máxima de 8,25 m2. Ofreciendo así una instalación solar rentable en términos de eficiencia.

La compatibilidad del nuevo sistema integrado Junkers permitirá realizar la instalación solar térmica en un espacio reducido: exceptuando los captadores solares, todos los componentes del sistema están ya en el interior y premontados en el sistema de la CerapurSolar. Facilidad y rapidez en la instalación completan el perfil de este innovador sistema.

Recommended Posts

Escribir un comentario