Una fiesta de cumpleaños diferente

Cada año sumamos uno a nuestra edad. Desde pequeños nos han enseñado a todos que es un motivo de celebración y por ello, recibimos regalos y a la vez los hacemos cuando alguna persona conocida cumple años. Ese día concreto en el año tenemos que hacer algo diferente ¿por qué? Porque es nuestro día, es el día en que nacimos y tenemos una obligación (no escrita) de divertirnos y pasarlo bien con todas las personas que queremos.

destacado-fiesta-cumpleanos

En el caso de los niños y niñas este tipo de fiestas cobran aún más sentido ya que, se trata de una fiesta en la que ellos van a ser el centro y van a estar rodeados por todos sus amigos y amigas.  Además, para ellos se convierte en algo especial ya que sus padres tendrán que dejar la rutina a un lado para pasar más tiempo con ellos y eso es algo que, hoy en día, está muy demandado por los más pequeños.

A la hora de organizar este tipo de fiestas hemos de pensar en hacer algo diferente, poco convencional que sorprenda tanto al niño o niña del cumpleaños como a sus amigos y amigas. Una buena opción es utilizar pinturas de cara ya que ofrecen varias posibilidades:

Pintacaras

Una fiesta con pintacaras puede ser perfecta para fomentar la creatividad y la imaginación de todos los niños y niñas. Con esta atractiva propuesta cada niño puede elegir quien quiera ser desde un león o un tigre hasta un hada o un gato. Lo mejor de esta opción es que los niños pueden ir vestidos con ropa habitual ya que lo único que se necesitan son las pinturas con las que pintar las caras de los pequeños. Los diseños son infinitos gracias a la gran imaginación de los niños y, claro está, a las manos expertas del adulto que pinte las caras de estos.

Fiesta de disfraces
Otra buena opción a la hora de organizar una fiesta de cumpleaños es elegir una fiesta de disfraces. SE puede elegir una temática en torno a la que organizar la fiesta y que todos los invitados vayan vestidos de forma original pero respetando la temática o por el contrario, que cada persona elija el disfraz que más le guste. Al llegar a la fiesta se pueden pintar la cara con algo relacionado con su personaje de esta forma, se verán más participes de la misma.

Cuentacuentos

Otra opción es realizar un cuentacuentos. Pero no un cuentacuentos en el que los niños y niñas son meros espectadores sino uno en el que todos puedan participar. Se trata de elegir un cuento en el que exista un narrador y unos personajes con diálogos fáciles perfectos para interpretar por los niños los cuales elegirán cada uno el que más le guste y alguien les caracterizará para su interpretación utilizando pintura de cara.

 

SARA VIGIL IGLESIAS

Entradas Recientes

Escribir un comentario