Lámparas Led ventajas y beneficios para iluminar

¿Conoces las ventajas y beneficios de la iluminación led?

Lámparas Led una nueva iluminación

Lámparas Led

Descubre las lámparas led

Alta eficiencia energética y lumínica con la iluminación LED. La iluminación LED y las lámparas led consumen un 80-90% menos de electricidad que una bombilla corriente de similares características. Esto significa un 90% de ahorro en la factura eléctrica. Con las lámparas de Led se ha conseguido lograr la mayor eficiencia lumínica, llegando hasta 130-150 lúmenes por vatio en las bombillas más eficientes, y hasta 80 lúmenes por Vatio en las más populares y comunes. Como ejemplo la eficiencia lumínica de un halógeno es tan solo de 20 a 25 lúmenes por vatio.

Consumo muy bajo LED  vs bombillas de bajo consumo, CFL, fluorescentes e incandescentes. Las lámparas LED consumen 3,5 veces menos que una bombilla de bajo consumo convencional y de 9 a 10 veces menos que una bombilla incandescente de las de toda la vida, esto conlleva un impresionante ahorro energético y económico, que puede llegar al  90% en la factura de la luz, y una rápida amortización de la inversión en el tiempo debido a su larga vida útil.

Duración y vida útil en la iluminación LED. Las bombillas LED no tienen filamentos u otras partes mecánicas de fácil rotura y que puedan tener fallo por “fundido”. No existe un punto en que cesen de funcionar, su degradación es gradual a lo largo de su vida. Se considera una duración entre 30.000  y 50.000 horas, hasta que su luminosidad decae por debajo del 70%, eso significa entre 10 y 30 años en una aplicación de 10 horas diarias 300 días/año, reduciendo los costes de mantenimiento y remplazo entre otras múltiples ventajas para la iluminación.

Calidad de la luz emitida por la iluminación LED. El CRI o índice aleatorio de color, nos proporciona una medida de la calidad de la luz, así las bombillas LED poseen por lo general un CRI alrededor de 90, consiguiendo que se aprecien mucho más los matices de la luz y los colores. La iluminación obtenida por fluorescentes y bombillas llamadas de “bajo consumo”, además de no ser instantáneas en su encendido, poseen una luz muy poco natural, con un CRI muy bajo en torno a 44.

La iluminación LED trabaja a 12V y  también a 220V. La posibilidad de alimentarse a 12 y 24 Volt mediante transformadores. Reduce los riesgos de electrocución, además el cableado puede ser netamente inferior en sección, ahorrando dinero.

Baja emisión de calor y mayor eficiencia energética con la iluminación LED. Al consumir poca energía, las bombillas LED emiten poco calor se calientan muy poco a diferencia de las otras bombillas del mercado convencionales que se calientan en exceso y llegan a quemar. Por ejemplo, una bombilla halógena u ojo de buey de los de casa gasta 50W, 45 de los cuales aproximadamente los consume en emisión de calor, esto supone un gasto extraordinario en luz y en aire acondicionado para contrarrestar el calor emitido por los halógenos, siendo necesarios unos 70W adicionales para deshacerse del calor generado por este tipo de bombillas o downlight, con los la iluminación led eso no pasa, una bombilla led puede llegar a calentarse a 7 u 10ºC y una bombilla halógena ó incandescente puede llegar a más de 100ºC desperdiciando gran cantidad de consumo en su calentamiento.

La iluminación LED tiene una respuesta instantánea al encendido. El encendido y apagado de las bombillas LED es rapidísimo es decir instantáneo, a diferencia de otros sistemas no se degrada por el número de encendidos ni hay que esperar unos segundos hasta que se caliente la bombilla para alcanzar la luminosidad óptima con el consiguiente gasto energético para ello, por eso las bombillas de bajo consumo se funden tan rápido y tardan tanto en encenderse; por lo que  la iluminación con bombillas LED se hace muy útiles en sistemas de apagado y encendido por detección de movimiento entre otros, y en sitios donde se requiera un múltiple encendido y apagado de la luz.

La iluminación LED puede ser regulable en intensidad de luz. Algunos de nuestros modelos LED son regulables, permitiendo el control del gasto energético y la creación del ambiente deseado para ello será necesario un regulador óptimo para iluminación LED. Puedes encontrarlos en tienda con el distintivo REGULABLE en su enunciado.

La iluminación con LEDS es ecológica, reciclable y eficiente. Las bombillas LED son totalmente reciclables y ecológicas ya que no contienen mercurio, ni materiales tóxicos como las lámparas fluorescentes, o CFL, las lámparas led además cumplen con la normativa europea para reciclado de materiales RoHS y el sello de garantía y calidad CE.

Resistencia al impacto y rotura de la iluminación LED. Las lámparas LED son mucho más resistentes a los golpes, e incluso aquellas que posen un bulbo de cristal pueden seguir funcionando si este se rompe, cosa que una bombilla de filamentos de las de toda la vida ó una bombilla de bajo consumo, ó un tubo fluorescente no funcionarían después del más mínimo impacto. Lo que hace a las bombillas LED las más resistentes de todas las disponibles en el mercado.

Uso de la iluminación LED para Emergencia. Su bajo consumo las hace ideales para sistemas de iluminación de emergencia mediante un sistema de baterías o de generador auxiliar, por lo que pueden ahorrar en sistemas paralelos de iluminación. Se harán imprescindibles en hospitales y lugares que requieran una iluminación a prueba de fallos.

Versatilidad y Disponibilidad de la iluminación LED y lámparas led. Existen todo tipo de colores de bombillas y casquillos disponibles en el mercado, incluso la mezcla de colores entre ellos mediante los sistemas de iluminación LED RGB con control remoto a distancia para controlar la intensidad y el color que desees. Así también hay disponibles en iluminación LED todo tipo de lámparas, bombillas, dicroicas, casquillos, tubos, paneles planos, tiras de LED, farolas LED, focos, campanas  industriales, etc., para abarcar toda la gama del mercado y poder sustituir cualquier luminaria de casa, oficina, trabajo, almacén, despacho, comercio, etc., por una de tecnología LED.

Menores emisiones de CO2 con la iluminación LED. Según el Ministerio de Energía de EEUU (DOE), la iluminación supone el consumo del 22% de la electricidad producida en los EE.UU., por lo que la expansión del uso de bombillas LED podría ahorrar una gran cantidad de las emisiones de CO2, el gas al que se considera responsable del calentamiento global. Por ello la Iluminación LED constituye el futuro a muy corto plazo y la apuesta en parte de los Estados miembros para cumplir con el acuerdo de Kioto de menos emisiones de CO2 a través de una iluminación más eficiente y menos contaminante que la actual.

La iluminación LED no emite rayos ultravioleta y no parpadea su haz de luz. Por lo que entre otras ventajas atraen menos insectos que una bombilla normal por la nula emisión de rayos ultravioleta y no molesta su iluminación al no parpadear la luz, produciendo un efecto relax para la vista y evitando el cansancio de los ojos.

Entradas Recientes

Escribir un comentario