¿CÓMO FUNCIONAN LOS EMISORES TÉRMICO?

emisores térmicos

Los emisores térmicos son uno de los sistemas de calefacción más utilizados actualmente. Son especialmente adecuados para caldear una zona determinada del hogar siendo además una solución muy económica. Este tipo de gran electrodoméstico, utilizado de forma correcta y adecuada, puede llegar a generar un importante ahorro energético frente a otros sistemas de calefacción.

emisores térmicos

Como funcionan los emisores térmicos

Los emisores térmicos son generalmente equipos de calefacción fijos que se colocan en una pared y para cuyo funcionamiento se necesita electricidad. La principal ventaja de estos electrodomésticos es se puede emplear para calentar zonas concretas en casos puntuales. Además debido a su gran inercia térmica conservan el calor durante más tiempo que otros sistemas de calefacción. Por lo tanto un emisor térmico es un equipo de calefacción que funciona transformando la energía de la red eléctrica en calor. Para ello emplean diferentes tecnologías internas y distintos fluidos o materiales que les confieren diversas propiedades siendo más o menos adecuados según la aplicación particular.
Una característica importante que tienen los emisores térmicos es que son programables tanto en lo que se refiere a temperatura como a horarios de funcionamiento. Disponen de un termostato que se programa previamente, de esta forma el equipo comenzará a funcionar en la hora y con la temperatura que hayamos seleccionado.

emisores térmicos

Tipos de emisores térmicos

Los emisores térmicos se dividen según el tipo de resistencia interior que tienen. Funcionan utilizando una resistencia interna que se calienta mediante el paso de la electricidad, produciendo calor.
Actualmente el mercado nos ofrece una gran variedad de emisores térmicos, vamos a conocer los tres modelos fundamentales que podemos encontrar.

  1. Emisores de fluido. Esta modalidad se diferencia del resto porque dispone de una resistencia con un líquido que reside en su interior. Esto le proporciona una gran inercia térmica por lo que son capaces de conservar el calor durante un  periodo de tiempo de aproximadamente ocho horas. No obstante el tiempo que tardan en llegar a una temperatura óptima es más largo. Este líquido se trasporta por dentro del emisor consiguiendo una uniforme y óptima distribución de la temperatura siendo el calor más constante y regular.
  2. Emisores térmicos de aluminio. Este tipo de emisores son aquellos que están fabricados de aluminio y cuyo cuerpo interior está creado para conservar el calor. Se plantean para transmitir el calor por conducción y como ventaja principal destaca su rapidez en alcanzar la temperatura de confort. Sin embargo al tener poca inercia térmica se enfrían rápidamente, normalmente la temperatura no se mantiene por más las cinco horas. De todos los que podemos encontrar en el mercado son quizás los que más energía consumen, pero también son los más baratos. Son convenientes para un uso puntual.
  3. Emisores térmicos cerámicos. Son con diferencia los emisores térmicos más eficientes y se fundamentan en el uso de un material cerámico de tipo sólido ubicado en su interior. Este material tiene una elevada conductividad y gran inercia térmica. Destaca la lentitud a la hora de alcanzar la temperatura máxima, pero el calor se conserva una vez están apagados
emisores térmicos

Si estás buscando y necesitas comprar un emisor térmico puedes visitar alguna de las tiendas de Bazar el Regalo o entrar en su web.

Soñadora e idealista pero con los pies en el suelo y con una visión muy clara de la realidad. Quizás sea toda una paradoja en sí misma que traduce en una insana curiosidad por todo lo que la rodea.