¿Que debes de tener en cuenta al contratar una carpintería de aluminio?

Cuando nos planteamos renovar o contratar una nueva carpintería de aluminio es porque se nos han planteado una serie de necesidades. Una mayor entrada de luz natural para nuestro hogar, reducir el nivel de ruido, ahorrar en calefacción o en aire acondicionado, hallar un diseño más coherente con el de nuestra casa. Todas estas cuestiones son las que nos planteamos antes de contratar esa nueva carpintería de aluminio. Y no vamos desencaminados, porque el aluminio es una de las mejores elecciones posibles.

Ventajas de las carpintería de aluminio

  • Protección del medio ambiente: El aluminio se obtiene de la bauxita, el segundo mineral en presencia en la corteza terrestre). Se puede reciclar tantas veces como se desee sin perder sus propiedades. De hecho, actualmente, el 70% del aluminio que se utiliza en Europa proviene de plantas de aluminio reciclado.
  • Durabilidad: Es una de sus principales ventajas ya que el aluminio es un material muy resistente a las condiciones meteorológicas externas (al sol, al viento, a la lluvia, al frío, etc.). Por eso, para su mantenimiento a penas requiere mantenimiento.
  • Fácil mantenimiento: Para mantenerlo en buenas condiciones basta con limpiarlo con un paño suave con agua jabonosa.
  • Estética: Por sus características, su ligereza, su resistencia, su facilidad de extrusión y la calidad de sus acabados, el aluminio permite diseños más estilizados que otros materiales. Sus posibilidades estéticas son tan amplias que siempre encontrarás una carpintería de aluminio acorde con el estilo arquitectónico o decorativo de tu hogar.

Consideraciones antes de contratar la carpintería de aluminio

Además de la elección del vidrio, también conviene prestar una especial atención a la hora de escoger nuestra carpintería de aluminio:

  • Aislamiento térmico: Se deben elegir perfiles de aluminio para ventanas con un nivel de estanqueidad con un valor A3 o superior. Cuanto mayor sea la poliamida y más baja la altura del perfil de aluminio, mejor. Hay que tener en cuanta que una ventana poco estanca puede llegar a suponer una pérdida de hasta un 25% de temperatura en el interior de una vivienda. Esto a la larga puede representar un importante incremento en los costes de calefacción y aire acondicionado de nuestro hogar.
  • Condensación: Dado que el aluminio no es un material aislante, es susceptible de sufrir condensación. La diferencia de temperatura a ambos lados de la ventana, sobretodo en invierno, provoca que la humedad se condense en el marco de la ventana y en el interior del cristal. Por ese motivo, es básico que nuestra carpintería de aluminio cuente con un sistema de Rotura de Puente Térmico. Consiste en intercalar, entre las dos caras que forman la ventana, un mal conductor (como el plástico por ejemplo) para romper literalmente esta zona de transmisión de temperatura.Así se logra evitar el traslado de la temperatura del exterior al interior del perfil.
  • Aislamiento acústico: Es vital para garantizar un buen descanso en viviendas situadas en ciudades, zonas con mucho tráfico, etc. Como norma general, cuanto más espesor tenga la pared del perfil y la junta central, mejor. Además, para optimizar el aislamiento acústico, se recomienda colocar un vidrio con prestaciones adecuadas.
  • Instalación: Durante la colocación de la ventana conviene asegurarse de impermeabilizar bien los cantos y dejarla bien nivelada. Es importante no trabajar sobre plano y medir el hueco de la ventana antes de proceder a la fabricación de la misma.

Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles. Y recuerda que en la web de Alucondal encontrarás todo lo que busques sobre carpintería de aluminio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *