Decora su habitación con papel pintado para bebe

Cuando un bebé está en camino, uno de los momento más especiales para las madres o padres es preparar y decorar su habitación, como por ejemplo, escoger el papel pintado para bebé. Gracias al enorme potencial decorativo del papel pintado, se consigue transformar la habitación de manera sorprendente.

Además, no olvidemos que la habitación del bebé se convertirá durante una larga temporada en la estancia más importante de la casa. Con el papel pintado para bebé, se conseguirá con poco esfuerzo  darle el toque perfecto a la habitación del retoño en camino. Y sin duda, al empapelarla los padres o madres también disfrutarán viendo cómo poco a poco se transforma. 

Hemos hablado con Saint Honoré, especialista en papeles pintados con más  de 50 años de experiencia en la decoración del hogar. El papel pintado para habitación de bebé es uno de los numerosos productos del catálogo de su tienda online. Como profesionales expertos en decorar todo tipo de espacios con papeles  pintados, en Saint Honoré dan una serie de consejos a tener en cuenta cuando se trata del papel pared de bebé. Vamos a verlos.

Papel pintado para bebé: modelos y recursos

Uno de los recursos decorativos más demandados en este sentido son cenefas para bebes, presentes en el catálogo de papel pintado infantil de Saint Honoré. Son muy prácticas para decorar habitaciones porque permiten combinar papeles pintados lisos con estampados.

Los motivos que suelen adornar el papel de habitación de bebé son las estrellas, animales, coches y  flores. Pero también los papeles de paredes lisos con colores originales, que pueden combinarse con las comentadas cenefas.  Pero uno de los modelos preferidos por las futuras madres o padres, son los papeles pintados con letras, muy  populares para decorar la habitación de un bebé por lo neutros que resultan, pudiéndose aprovechar durante toda la época infantil.

Colocando el papel pintado en la habitación del bebé

Una vez se ha escogido con ilusión el modelo de papel pintado para bebé, algo que puede adquirirse fácilmente online en Saint Honoré, llegó el momento de colocarlo. En realidad es más fácil de lo que parece, y en líneas generales el papel pintado ofrece la ventaja de ser un recurso decorativo más limpio y económico que otros. No requiere ningún tipo de obras, no ensucia, y es un método rápido.

Para colocar el papel pintado se necesitan los siguientes materiales:

  • Mesa de empapelar. Puedes utilizar cualquier superfície plana.
  • Un cubo para preparar la cola
  • Una brocha para aplicar la cola
  • Un cepillo de empapelar o un trapo limpio y seco para alisar el papel
  • Rodillo especial para las juntas
  • Tijeras y cúter
  • Plomada
  • Cinta métrica

Las paredes a empapelar  deben estar limpias,  secas y lisas, para poder facilitar la aplicación de una capa de cola muy diluida. Existen dos tipos de colas: las celulósicas o las vinílicas. 

La cola celulósica o metil-celulósica es la mejor opción para papeles pintados con base de papel y tejido no tejido. Se presenta en polvo y es necesario que se diluya en agua siguiendo las indicaciones y proporciones del fabricante del producto. La cola vinílica se utilizará para los papeles vinílicos.

El proceso de colocación,  que como decíamos es más sencillo e incluso entretenido de lo que parece, en Saint Honoré lo explican paso a paso en su página web.

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.