¿Eres president@ de una comunidad? Consejos para evitar atascos en tuberías

Si eres president@ de una comunidad de vecinos tienes que asumir unas cuantas responsabilidades. Una de ellas es el cuidado y mantenimiento de la red de tuberías de la comunidad. Y la verdad, es que puede ser un problema bastante gordo. Para ayudarte con este dilema nuestros amigos de Jucasa, expertos en desatascos en Valencia nos van a dar unos consejos sobre cómo evitar esos atascos tan inoportunos.

Lamentablemente, los atascos en las tuberías de una comunidad de vecinos es algo mucho más común de lo que parece, así que nuestros amigos de Jucasa, expertos en desatascos en Valencia van a echarnos un cable para que eso no suceda en nuestra presidencia.

PRINCIPALES FACTORES A TENER EN CUENTA

El estado de las instalaciones

Es muy posible que nos toque la presidencia de la comunidad y no tengamos ni idea de cuál es el estado de las instalaciones de fontanería y alcantarillado. Es algo que nos puede coger por sorpresa y que puede llegar a provocar un atasco en las tuberías. Además, simplemente, aunque las instalaciones sean buenas, es inevitable el deterioro del paso del tiempo. Y ese deterioro también puede acabar por provocar un atasco.

Lo más recomendable es, si no se había hecho ya, contratar un servicio de mantenimiento para comunidades de vecinos, como el que ofrecen nuestros amigos de Jucasa, expertos en desatascos en Valencia.

Los malos hábitos de los vecinos

En realidad, es uno de los factores más importantes. En definitiva, el comportamiento diario de los vecinos puede marcar la diferencia entre la existencia o la inexistencia de riesgo de atascos en las tuberías de la comunidad.

No es una mala idea pasar a la comunidad una guía de las cosas que no deben tirarse por los desagües. Como por ejemplo:

  • Evitar que los restos de comida lleguen al desagüe del fregadero.

  • Procurar que no caiga pelo en el lavabo.

  • Vertir aceites.

  • Echar productos corrosivos o agresivos.

  • No tirar en el desagüe productos que puedan atascar la red de saneamiento (papeles, pañales, compresas, etc.)

Tampoco es una mala idea aconsejar la colocación de rejillas en las bocas de desagüe y limpiar una vez cada 10 días con una olla de agua caliente con sal. Así limpiamos los restos de jabón en las cañerías.

Mantenimiento de los sumideros y sifones

Si la comunidad tiene sumideros y sifones individuales, debe de haber una persona designada encargada de su mantenimiento. Esa persona debe de cuidar de que nunca mengüe el nivel de agua en estos lugares. Con esta simple acción se impedirá que se generen malos olores.

Supervisión de las zonas comunes

No es suficiente con contratar un servicio de mantenimiento que cuide de nuestra red de saneamiento. También debemos de tener cuidado de otras zonas susceptibles de afectar nuestras tuberías.

Una zona importante son las zonas ajardinadas de nuestra comunidad. Las raíces pueden dañar las tuberías provocando los consecuentes atascos. Es un factor que debe de revisarse periódicamente.

También es importante revisar periódicamente las canalizaciones exteriores y asegurarse de que recogen correctamente el agua de lluvia.

Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles. De todas formas, si necesitas ayuda no dudes en ponerte en contacto con nuestros amigos de Jucasa, expertos en desatascos en Valencia.

Recommended Posts

Escribir un comentario