Papel pintado infantil: crea un mundo de fantasía

El papel pintado infantil es un recurso cada vez más empleado en interiorismo. Además de las muchas posibilidades decorativas que aporta, tiene otras ventajas, como  su fácil colocación y  retirada del mismo. También porque el papel pintado infantil de la actualidad, ofrece distintas texturas, colores y variados diseños, que se adaptan a las distintas etapas del  desarrollo de las facultades del niño o niña que ocupa la habitación.

El dormitorio de los más pequeños de la casa es un espacio cuya decoración tiene mucha importancia, ya que pasan muchas horas en esa estancia. Juegan, descansan, estudian… Se trata de ayudar a que el tiempo que permanezca en su habitación, le favorezca en todos los sentidos. Y el papel pintado de habitacion infantil,  ayudará mucho a conseguirlo. 

 

Las ventajas del papel pintado infantil

Además de las razones prácticas que comentábamos sobre la facilidad facilidad y limpieza para colocar o quitar el papel pared infantil, hay más ventajas. Con el papel para pared infantil  se embellece la habitación de forma importante, a veces sin necesidad de  cambiar el mobiliario. También se estimula el sentido de la observación, y la relajación del niño,  consiguiendo que se encuentre más agusto.

Los gustos del niño o niña hay que tenerlos muy en cuenta a la hora de elegir el papel de pared infantil, porque de lo que se trata es conseguir que se sienta cómoda o cómodo. Para adaptar el diseño del papel al ambiente del cuarto, puede conseguirse con las distintas opciones de papel decorativo infantil que ofrecen en Saint Honoré. Los diseños son muy variados: personajes de dibujos animados, deportistas, princesas, estrellas, a rayas, lunares, flores, animales, estrellas…

Los gustos de los más pequeños son cambiantes, porque su rápido crecimiento y descubrimiento del mundo que les rodea provocarán cambios continuo en sus preferencias, sobre todo estéticas. El papel pintado infantil es perfecto en este sentido, ya que supone un ahorro de tiempo y es una solución económica para redecorar paredes.

En Saint Honoré disponen de un catálogo de colecciones de papel de pared para niño y papel de pared para niña, con tantos modelos a escoger como personalidades pueden tener los niños y niñas. 

El papel pintado para bebé

Cuando se espera la llegada de un bebé, la decoración de la habitación que ocupará es una tarea que ilusiona particularmente a madres y padres. Y el papel pintado para bebé es, una vez más, de las mejores soluciones para la decoración de habitaciones de bebés.

Como preparar la llegada del retoño ya supone bastante trabajo, con el papel pintado para bebé puede conseguirse el toque ideal que convierta su habitación en la estancia  más especial de la casa. 

La experiencia de más de 50 años que acumulan en Saint  Honoré papeles pintados, les ha demostrado que las cenefas para habitación  de bebes son uno de los productos más demandados dentro de su catálogo de papel pintado infantil. También  suponen un buen recurso en decoración de habitaciones para poder combinar papeles pintados estampados con papeles lisos.

Los modelos de papel pintado más demandados para dormitorio de bebé, son  de estrellas, animales, coches, flores y letras. También los papeles de paredes lisos con colores originales.

Soñadora e idealista pero con los pies en el suelo y con una visión muy clara de la realidad. Quizás sea toda una paradoja en sí misma que traduce en una insana curiosidad por todo lo que la rodea.