Como crear un ambiente de oficina en casa

Ya sea porque cada vez abundan más los trabajos desde casa o por querer tener nuestro pequeño espacio de oficina en casa, crear una zona de oficina en el hogar es hoy en día bastante recurrente.

Muchos apuestan por usar la propia mesa del comedor o el propio sofá como lugar de trabajo, lo que termina siendo un auténtico caos a la hora de organizar y sobre todo separar espacios.

Por ello, al igual que en una oficina se cuidan los detalles para crear ambientes mucho más acogedores y adecuados al trabajo, si eres de los que trabaja desde casa debes conseguir un espacio propio, personal  y separado del resto de las estancias de la casa.

 

El aspecto importa

La decoración nórdica es algo que durante los últimos años ha tenido gran peso en la decoración de nuestros hogares, oficinas o consultas. Sus espacios blancos y abiertos aportan esa tranquilidad que necesitamos para poder realizar nuestro trabajo sin más estrés del necesario. Trasladar la filosofía de los espacios relajantes a nuestro espacio de trabajo evitará distracciones y su organización nos ayudará a centrarnos en las tareas actuales.

Estanterías abiertas en tonos blancos o claros con lugares de almacenamiento permitirán una organización desde el primer día sin tener que preocuparnos por apilar nuestros documentos sobre la mesa o el suelo.

 

Mesa de trabajo sencilla y ordenada

Cuanto más simple, mejor. En la decoración de oficina lo mejor es ser práctico. Una mesa demasiado grande hará que tendamos a ocupar su espacio entero al igual que una mesa demasiado pequeña será incómoda para poder llevar a cabo nuestra tarea día a día. Elegir mesas sencillas sin muchos accesorios puede ser la mejor opción para aumentar tu rendimiento diario.

officina-casa1

Adapta la estancia de trabajo a tus necesidades

No todos los trabajos desde casa o tareas requieren el mismo espacio, por lo que lo mejor es adaptarlo a nuestras necesidades. Si necesitamos más espacio, la solución más habitual es usar la mesa para acumular todo lo que no puede ser ordenado en el resto de estanterías.

Optar por muebles auxiliares como las cajoneras para poder mantener nuestro espacio igual que antes es una solución práctica y sencilla, que permitirá tener a nuestra disposición material importante, sin tener que acumularlo en otros lugares de la estancia.

 

Pon algo de color a la estancia y personalidad

Los colores claros son relajantes, pero como en todos los lugar hacer la estancia un poco más personal nunca mal. Usar pequeños objetos de decoración que nos gusten como cuadros o jarrones y que aporten algo de alegría a nuestro pequeño rincón hará que la estancia se un poco más acogedora.

Por último, darle a nuestra oficina ese aspecto de “hogar” también es muy importante. Recuerda que pasarás muchas horas en ella, un corcho con nuestro calendario o citas importantes, agendas o una simple taza que nos guste podrá dar a ese rincón algo más de personalidad y hacer nuestro el nuevo lugar de trabajo.

 

Raquel Marcos Esteban

Entradas Recientes

Escribir un comentario