LIMPIEZA DE ARQUETAS

Las arquetas son un elemento fundamental en la red de saneamiento de un edificio. Por ese motivo, la limpieza de arquetas y el mantenimiento de su buen estado resultan de vital importancia para el correcto funcionamiento de sus tuberías.

La limpieza de arquetas, su mantenimiento y rehabilitación con fundamentales en la prevención de atrancos, malos olores y plagas de insectos y ratas. No limpiar las arquetas puede dar lugar, a la larga, a graves taponamientos y a estrechamientos en las tuberías colindantes, haciendo que éstas acaben por expulsar el agua fecal hacia el exterior. Esto puede provocar desperfectos en suelo y mobiliario e incluso el cierre de determinados locales.

Por eso, la limpieza de arquetas es especialmente aconsejable en fábricas, colegios, hoteles, restaurantes, hospitales y, en general, en todos los sitios públicos donde sea esencial conservar la salubridad en sus instalaciones. En esos casos, lo más adecuado es realizar una limpieza de arquetas trimestral (que suele estar incluida en el servicio de mantenimiento integral de su red de saneamiento).

En el caso de viviendas unifamiliares, lo más recomendable es efectuar, al menos, una limpieza anual, unos profesionales en este sector es la empresa Jucasa.

limpieza-de-arquetas-1

TIPOS DE ARQUETAS

Una arqueta es un cajón de obra (las hay de PVC) donde van a desaguar un conjunto de tubos. Hay varios tipos de arquetas según su funcionalidad:

  • Las arquetas de paso se utilizan para conectar dos conductos, sobre todo cuando los ejes forman un ángulo para el que no existen piezas curvadas normalizadas. Pueden ser registrables.
  • Las arquetas sifónicas se colocan antes de las conexiones con la red general. De esta forma se evitan malos olores en la red privada. También son registrables.
  • Las arquetas separadoras de grasas se sitúan antes de la conexión con la red general para evitar verter productos grasos. Son registrables para limpiar su interior periódicamente.

limpieza-de-arquetas-3

LIMPIEZA DE ARQUETAS

Los desechos diarios que arrojamos a la red de tuberías de nuestra casa son en muchas ocasiones los culpables de los principales problemas de las arquetas: toallitas de bebé arrojadas por el WC, artículos de higiene femenina, restos de comida, etc.

Su función de distribución de aguas y su utilidad a la hora de evitar malos olores en las tuberías de su vivienda (pues la aísla de la red general de la calle), pueden verse alterados en aquellos casos en los que la arqueta se encuentra sucia o atascada. Si una arqueta se atasca, puede provocar malos olores, desbordamientos y graves daños a su edificio. En ocasiones, estas arquetas suelen estar ocultas, para ello se utiliza un equipo técnico especializado y las últimas tecnologías para localizar estas arquetas y realizar su limpieza.

En muchos casos hay arquetas que no están registradas, que nadie sabe donde están, en estos casos procedemos a introducir la sonda por la tubería y con la ayuda de un localizador podemos saber donde se detiene la sonda y a qué profundidad, esto es muy útil a la hora de tener que abrir el suelo para tener acceso a la arqueta.

Para la limpieza de arquetas, se utilizan vehículos de impulsión de agua a presión y succión de residuos. Estos equipos están preparados para poder ofrecer el servicio en zonas de difícil acceso, como por ejemplo, en calles peatonales, locales en el interior de un centro comercial y calles muy estrechas.

limpieza-de-arquetas-2

Entradas Recientes

Escribir un comentario