Papel pintado fibras naturales. Descubre la nueva tendencia

El papel pintado fibras naturales está definitivamente de moda, y supone un plus de belleza artesanal en la decoración del hogar.  Normalmente está fabricado a mano con materiales como el bambú, el yute, el ratán, la fibra de platanera, las tiras de madera o el nenúfar trenzado.

Para confeccionar el papel pintado fibras naturales, primero se seleccionan las fibras con el que se fabricará. Después se procede a tu trenzado y en ocasiones tintado, y el paso siguiente  es añadir una base de “tejido  no tejido” para sea más resistente y duradero, y su  aplicación sea más sencilla.  

A la preciosa estética de este papel hay que sumarle su textura, que induce al bienestar en  las estancias que decora, aportando calidez  y frescura al mismo tiempo.

Características del papel pintado  fibras naturales

Para conocer más a fondo las características de este papel pintado tan especial, hemos hablado con Saint Honoré, la tienda online especializada en papeles pintados.

Una de las ventajas del papel pintado fibras naturales es que su composición permite que las paredes donde se coloca puedan respirar. Esto le convierte en idóneo para los espacios húmedos. 

El tejido de este papel puede ser transversal o  longitudinal, influyendo en su apariencia. Si las fibras se tejen longitudinalmente, la  apariencia  será horizontal, y si el tejido es transversal, el efecto del papel  es similar a la tela de saco

Los colores del papel fibra  naturales  pueden ser muy variados, como los que se encuentran en el catálogo de Saint Honoré. Hay desde colores neutros tipo beige, paja, marfil, verde o gris plata, hasta intensos como el cobre, el azul, o el naranja.

Estancias a decorar con el papel de fibras naturales

La serenidad, calidez  y elegancia sencilla que  aporta este papel, lo convierte en apto para cualquier estancia de la casa. Empezando por el recibidor, que es más importante de lo que parece,  el papel de fibras naturales lo enriquecerá mucho. Al ser normalmente una estancia de pocas dimensiones que permite la colocación de muy pocos muebles, el papel de fibras suplirá este particular, reforzado la decoración.

En los dormitorios, incrementará la sensación de relax. Queda especialmente bien en la pared cabecero, y también combinado con papel liso en el resto de las paredes de la habitación.

Los aseos de tamaño reducido sin bañera o ducha,  también está indicado este papel si es un modelo resistente a la humedad. 

En un salón comedor queda muy bien en la pared  del sofá, ya que incrementa la sensación de confort. Pero también recubriendo la pared más próxima a la mesa, porque así el papel separará visualmente la zona destinada a comer, al mismo tiempo que la decora. 

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.